Alexander Bennet Eaton



Alexander Bennet Eaton
Organización: Sistema Biobolsa (Buen Manejo del Campo, S.A. de C.V.)
Tema: Transformación de la vida de pequeños productores y el sector agrícola
Lugar de actuación: México
Modelo de intervención e impacto social

Sistema Biobolsa está fundado partiendo de la idea de que los pequeños productores son un grupo clave que forma parte del tejido social. Este grupo es decisivo para lograr la sustentabilidad ambiental y la seguridad alimentaria. Sin embargo, los pequeños productores enfrentan muchos retos que amenazan el bienestar de las familias del campo. Por eso, su trabajo está dirigido al empoderamiento de esta población a través de 3 ejes: tecnología, educación y financiamiento. Los pequeños productores producen 80% de la comida a nivel mundial. A pesar de ser los responsables de abastecer los requerimientos alimentarios, los pequeños productores son ineficientes en procesos, se encuentran expuestos con mayor vulnerabilidad al cambio climático, no tienen acceso a tecnología, educación ni a servicios de financiamiento. En estas pequeñas granjas viven más de 2.6 mil millones de personas que representan el 80% de la pobreza mundial. Injustamente, este mismo grupo sufre con mayor acecho de una inseguridad alimentaria latente. En México, 40% de la población son productores en zonas rurales, pero representan 80% de la pobreza extrema. Aunque producen más de 60% de la producción agrícola, los apoyos del gobierno, la tecnología, y programas de capacitación van dirigidos a los productores industriales. Hoy en día hay más de 4 millones pequeños productores en México.


Además, estos productores tienen acceso limitado a ingresos/apoyos agrícolas, haciendo su producción menos eficiente; inclusive cuando llegan a tener acceso a subsidios agrícolas, éstos son enfocados para la adquisición de fertilizantes químicos que resultan en contaminación de cuencas, producción gases de efecto invernadero y desertificación del suelo. Aunque estos productores cuidan la tierra, los pequeños productores son fuente de contaminación de gases de efecto invernadero (GEI), contaminación de agua y consumidores de energía de origen fósil importante. a ingresos/apoyos agrícolas, haciendo su producción menos eficiente; inclusive cuando llegan a tener acceso a subsidios agrícolas, éstos son enfocados para la adquisición de fertilizantes químicos que resultan en contaminación de cuencas, producción gases de efecto invernadero y desertificación del suelo. Aunque estos productores cuidan la tierra, los pequeños productores son fuente de contaminación de gases de efecto invernadero (GEI), contaminación de agua y consumidores de energía de origen fósil importante. Sistema Biobolsa tiene más de 20,000 beneficiarios directos con cerca de 3,000 sistemas instalados que hoy en día convierten los desechos a recursos como energía y fertilizante. Los beneficios de su trabajo son múltiples, y engloban impactos sociales, ambientales y económicos. Reducen la contaminación de las pequeñas granjas hacia los ríos y cuencas de agua y la contaminación de GEI a través del tratamiento de desechos orgánicos que generan contaminación, malos olores, moscas y enfermedades. Convierten este problema en energía renovable y limpia que desplaza fuentes fósiles; reducen costos y riesgos a la salud. Desplazan gas LP y energía eléctrica con biogás, que les permite reducir aún más la producción de GEI y mejorar la economía de familias rurales. Mejoran la producción de las cosechas y reducen los costos operativos de las familias. Se incrementan los índices en la calidad nutritiva de los productos ya que la comida que produce en base de fertilizante orgánica es más sana. Complementan la tecnología con un programa completo de capacitación, financiamiento y servicio de largo plazo para concretar el impacto y el empoderamiento. Con un enfoque en las mujeres, ven en sus clientes una nueva generación de campesinas listas para seguir una producción eficiente y sana para el futuro de la seguridad alimentaria.

Diversificando ingresos, innovando financiación

Hace cuatro años vieron la necesidad de generar un programa de financiamiento interno para apoyar a productores en la inversión de un Sistema Biobolsa para su granja. Invertieron USD 30,000 en el primer piloto, ofreciendo facilidad de pagos para algunos productores en Puebla. Los resultados fueron excelentes yse acercaron a KIVA, la primera plataforma de crowdfunding para microfinancieras del mundo. Desarrollaron un programa para dar créditos a sus clientes. Hasta la fecha han prestado más de USD 480,000 usando fondos KIVA, representando 28% de sus ventas totales. Después de dos años con el programa piloto, KIVA estuvo convencido y empezó a abrir la puerta a otras empresas sociales.
Se dedican a vender, producir, distribuir e instalar sus biodigestores Sistema Biobolsa bajo el modelo de empresa social, donde la venta es la parte central de su modelo de negocios social-sustentable. Su estrategia de venta consiste en promover los impactos positivos de la tecnología. Su mensaje primordial consiste en el retorno sobre inversión que trae el biodigestor al pequeño productor. La segunda Premio UBS al emprendedor Social – Finalista 13 etapa de la estrategia de venta consiste en apalancar diferentes fuentes de financiamiento disponibles para reducir la barrera inicial de la inversión y asegurar un modelo de negocios sustentable para Sistema Biobolsa. Combinan la disponibilidad en efectivo de los clientes, la capacidad de dar crédito sin intereses, los apoyos de programas de gobierno y fundaciones internacionales. Esta mezcla innovadora de financiamiento híbrido, junto con esfuerzos de investigación y desarrollo constante para reducir los costos, les permite vender biodigestores en zonas rurales marginadas, garantizando una inversión rentable para los clientes.
Biobolsa busca ser parte de las organizaciones que retan el estatus quo y reducen las brechas entre inversores y emprendedores.

Historia personal

Alex creció en una pequeña granja en el noreste de estados unidos, lo cual es algo poco común hoy en día. Siempre tuvieron una producción de autoconsumo para su gran familia. Su mamá llevaba los excedentes al centro del pueblo con carretilla de caballos para vender, mucho antes de que los farmers markets y la comida orgánica tuvieran fama. Aprendió de su mamá la importancia de la producción orgánica y del pequeño productor en general. Ella le enseñó desde el inicio el peligro de la agricultura industrial y del sector de distribución-venta de comida dominada por grandes intereses corporativos. También aprendió el valor del trabajo duro en el campo y el valor de herramientas de calidad. Cuando algo se descomponía, era necesario repararlos, entonces aprendió a ser mecánico, carpintero, inventor e ingeniero empírico-rústico. En la universidad estudió periodismo, donde aprendió el valor de la curiosidad e investigar hasta la raíz de problemas sociales y ambientales. Su enfoque era justicia social y ambiental, lo cual le permitió viajar a África y América Latina para escribir sobre movimientos campesinos. Tenía varios puestos en periódicos, pero en general trabajó como freelancer, lo cual le enseñó la habilidad de ser emprendedor para desarrollar ingresos. En algún momento dentro de su trabajo como periodista, se dio cuenta que no era neutral en su punto de vista, y buscaba más impacto directo, no nada más escribir sobre soluciones. Desde allí empezó su camino hacia el desarrollo de Sistema Biobolsa.


Contacto

Sistema Biobolsa (Buen Manejo del Campo, S.A. de C.V.), Amatlan 37, piso 4 Ciudad de México
Tel: 52 55 5211 8617
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.sistemabiobolsa.com