Maria Pilar de Abiega Sauto



Maria Pilar de Abiega Sauto
Organización:Comunidad Participativa Tepito (COMPARTE)
Tema: modelo alternativo para la atención de adultos mayores
Lugar de actuación: México DF – Barrio de Tepito
Problema que aborda

En México el número de adultos mayores aumenta aceleradamente y ni el gobierno ni la sociedad están preparados para ello. En el contexto político los presupuestos del gobierno para el sector son escasos porque no son prioridad; sólo alrededor del 20% de este segmento poblacional cuenta con seguro social y prestaciones. La ley de derechos humanos que rige al sector es meramente enunciativa, ya que no contempla sanciones y no se cumple, lo cual motiva que un número considerable de adultos mayores sufra violencia. La cultura que permea a la sociedad lleva a este sector a la marginación y al asistencialismo (no a su desarrollo integral), al concebir a los adultos mayores como un ser acabado sin proyecto de vida, sin capacidad de seguir aprendiendo y capacitándose para seguir siendo protagonista de su historia y de la de su país. Ante esta situación, la respuesta de atención han sido los asilos o las residencias para los que tienen mayores recursos económicos.


Idea innovadora

La creación y operación de COMPARTE está sustentada en el compromiso de operar y promover una forma diferente de atender a los adultos mayores, en la propuesta de un modelo de atención comunitario como una alternativa al asilo. Este modelo tiene como objetivo el que permanezcan en su ambiente y logren su desarrollo integral en base a la filosofía de que son capaces de aprender y compartir hasta el final de sus días, conservar sus redes familiares y sociales, continuar con una vida independiente y digna (mientras sea posible), jugar un rol protagónico en la sociedad y construir redes solitarias de apoyo mutuo entre adultos mayores.

Resultados

Con el intenso trabajo realizado por la institución durante 23 años se está logrando un cambio de visión de la vejez, fruto de un largo proceso de los mismos adultos mayores, los cuales no se creían capaces de ser protagonistas de su propia historia; de los fundadores que fueron clarificando a lo largo de los años la propuesta de atención alternativa (frente a los modelos tradicionales); y de las familias, vecinos y del personal que trabaja con ellos. Esto se está logrando gracias a un trabajo de sensibilización permanente que se desarrolla en esta comunidad de cambio, a través del fortalecimiento institucional, capacitación, profesionalismo, campañas, acompañamiento, talleres, etc. En relación al número de beneficiarios de la organización, en los primeros años se atendió una media anual de 30 a 40 adultos mayores; hoy la media es de 190 y se cuenta con una cobertura más amplia en cuanto a los programas y servicios en los que participan y sobre todo en cuanto al grado de know how de COMPARTE que han adquirido ellos mismos y los demás actores de la comunidad de cambio.

Establecimiento de comunidades de cambio

Con el objetivo de establecer esta comunidad de cambio se han unido esfuerzos con instituciones gubernamentales, privadas y sociales, en algunas de las cuales representantes de COMPARTE son miembros del directorio. Estas son el Consejo Ciudadano del Instituto Nacional para la Atención a Personas Adultas Mayores (INAPAM), a través del cual se participa en implementación de políticas públicas a favor de los adultos mayores en l a Comisión de Grupos Vulnerables de la Cámara de Diputados; el Consejo Asesor para la Integración, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos de las Personas Adultas Mayores del Distrito Federal; el Consejo de Ancianos de la Delegación correspondiente; la Red de Adultos Mayores (REDAM), formada por 22 organizaciones que atienden a adultos mayores; y la Red de Asociaciones de Adultos Mayores (RIAAM), que opera a nivel de los países de habla hispana y portugués.

Historia personal

María Pilar nos cuenta que obtuvo su formación en un colegio católico hasta los 17 años, en el cual consolida los valores familiares y adquiere una conciencia de responsabilidad por los demás, especialmente por los mas pobres. Posteriormente cambia de residencia a España en donde se siente de alguna manera marginada por ser “la distinta, la extranjera”, lo cual la motiva a pensar que hay que “luchar” por los “distintos”, por los que son rechazados en una sociedad. La inquietud religiosa la lleva a Francia a estudiar Teología Catequética y decide ser misionera laica, con lo que consolida su compromiso social con los mas desfavorecidos económicamente. Más adelante viaja a Chile en donde descubre que el ser cristiano no es sólo rezar, sino sobre todo comprometerse con el otro. Después como alumna de Paulo Freire comprende la importancia de la educación que conciencia a la gente y le da la posibilidad de ver y de luchar por otras opciones de vida, lo que supone un cambio. Después del golpe militar de 1973, regresa a la ciudad de México y toma residencia en el barrio de Tepito. Ahí colabora en la formación de comunidades eclesiales de base, en donde a raíz de los sismos de 1985 nace la organización Comunidad Participativa Tepito AC, que en sus inicios tenía una visión comunitaria en la que se involucraba a diferentes sectores del barrio: niños, adolescentes, mujeres y artesanos entre otros, con una articulación que ahora privilegia a los adultos mayores.


Contacto

Comunidad Participativa Tepito A.C. (COMPARTE) Díaz de León #15 – Colonia Morelos, México DF 06200. México
Tel: 55) 5702 – 3024 y (55) 2616 – 1011 y (55) 5514-8310 Fax: (55) 5702 – 302
Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.comparte.org.mx
img 01
img 02
img 03
img 04
img 05