Héctor Marcelli Esquivel



Héctor Marcelli Esquivel
Organización: Red Bioplaneta, A.C., y Unión de Sociedades Cooperativas Bioplaneta, S.C.L.
Tema: Medio Ambiente – Desarrollo Comunitario
Lugar de actuación: México, Distrito Federal
Su trayectoria

Héctor Marcelli Esquivel nació en la ciudad de México el 4 de enero de 1956. Su niñez transcurrió entre bosque y montañas y eso marcó su pasión por la naturaleza. El ejemplo de sus padres, quienes continúan viajando por el mundo, compartiendo sus conocimientos sobre yoga, meditación, salud integral y desarrollo humano, ha sido fundamental en su formación.
Héctor aprendió de manera autodidacta y con la experiencia disciplinas como fruticultura y agricultura ecológica, arquitectura; ingeniería ambiental, ecoturismo, economía, psicología y yoga; todos, conocimientos que le han permitido tener una visión muy amplia sobre la realidad y emprender con éxito diferentes proyectos. En 1983, Héctor y algunos de sus amigos de Bioconservación, A.C., organizaron la Primer Marcha Ecologista Nacional, en Tepic, Nayarit, para luchar por la conservación de la Sierra de San Juan. El 21 de marzo, cuando la marcha terminaba, apareció a lo lejos, ante la mirada atónita de casi 6,000 asistentes, la figura de un venado que, después de mirarlos tranquilamente, se internó en el bosque… Para Héctor, el mensaje de la naturaleza fue contundente: esa misma tarde, él y otros jóvenes más se comprometieron con la naturaleza y la sociedad y decidieron crear Ecosolar, A.C.
Durante los últimos 20 años, Héctor ha convivido con comunidades campesinas e indígenas que le han enseñado la dignidad con que viven y cómo sobreviven a la miseria y la injusticia; ha estrechado relaciones con organizaciones ecologistas y sociales, uniendo esfuerzos, conciliando intereses y colaborando en proyectos en los que todos ganen; y ha conocido a personas de todos los ámbitos cuya influencia ha sido muy importante. Parte de la riqueza de sus experiencias la resume en la frase “La diversidad enriquece”, que hoy es el lema de Bioplaneta, y en la absoluta convicción de que, a través del trabajo, sí es posible cambiar el mundo y crear una sociedad más justa y sostenible.


La organización: Red Bioplaneta, A.C., y Unión de Sociedades Cooperativas Bioplaneta, S.C.L.

Red Bioplaneta, A.C., fue creada en 1999 como una respuesta a la relación directa que existe entre los problemas de la pobreza, el modelo de desarrollo y la degradación ambiental.
A partir de la experiencia adquirida en el trabajo que desempeñó en diversas organizaciones, Héctor desarrolló una nueva estrategia que permitiera, por una parte, proporcionar asistencia técnica plena a las cooperativas de productores rurales para mejorar y mantener la calidad en sus productos de manera sostenible y, por otra, crear un vínculo directo entre esos productores y los consumidores.
Actualmente, la Asociación Civil es la encargada de llevar a cabo la capacitación, gestión, consultoría, relaciones y alianzas estratégicas del proyecto, mientras que, para la operación del área comercial, se creó la Unión de Sociedades Cooperativas Bioplaneta, S.C.L.
A casi cinco años de su creación, la red cuenta con la asociación de 68 cooperativas de 14 estados del país, de las que se benefician más de 10,000 familias de 20 comunidades, además de 12 organizaciones no gubernamentales y diversas alianzas. La oficina de México opera con un equipo de 12 personas y cuentan con el apoyo de más de 150 voluntarios.

El modelo innovador de financiamiento

Para cumplir con sus objetivos, la Red necesita atender dos ejes fundamentales: la viabilidad financiera en el corto y el largo plazos de las cooperativas asociadas y la operación de la Asociación Civil. Con esa finalidad, se desarrolló una estrategia que consta de cuatro procesos enlazados entre sí y que consisten en:
A) Establecimiento de alianzas con grupos empresariales.

Se busca que las empresas socialmente responsables inviertan en las cooperativas sin desembolsar un centavo más de su gasto corriente. A la fecha, han logrado convenios con 9 empresas, con ventas superiores a$2,700.000.00.

B) Creación de un Centro Integral de Negocios en la ciudad de México.

En ese Centro se distribuirán los productos y servicios de las cooperativas asociadas a la red y de otras redes y estará formado por una tienda de productos agrícolas, procesados y artesanales; una agencia de viajes especializada en ecoturismo; una cafetería; una oficina de negocios para promover los productos en México y en otros países;y un Foro Cultural Educativo. Actualmente, la Red ya cuenta con una parte importante de la inversión necesaria para el equipamiento del Centro y como capital de negocio.

C) Desarrollo de un sistema de tiendas de comercio intercooperativas.

Para hacer ingresar recursos directamente a las cooperativas, se planea abrir algunas tiendas en los lugares en los que se encuentran los asociados. Ahí se venderán únicamente los productos de las cooperativas de toda la Red.

D) d) Puesta en marcha de un programa de voluntarios.

El apoyo de los voluntarios ha sido muy importante para el desarrollo de Bioplaneta; por ese motivo, se ha desarrollado una estrategia de captación de voluntarios para fortalecer el desarrollo de las cooperativas.
El modelo de desarrollo de Bioplaneta es una alternativa real y viable para lograr el desarrollo justo y sostenible de las comunidades rurales que, además de lograr el éxito de sus programas de conservación ambiental, ha conseguido restaurar importantes ecosistemas y, a la vez, generar ingresos económicos dignos para sus comunidades.
A través de su proyecto Bioplaneta, como red y como asociación, Héctor Marcelli busca tender puentes de entendimiento y lograr que todas y cada una de las personas que participen ganen algo: los campesinos, una mejor calidad de vida y la posibilidad de tomar sus propias decisiones; los empresarios, una inversión redituable o, sencillamente, el placer de colaborar con una causa de beneficio para todos; los académicos, que sus investigaciones se pongan en práctica en la realidad cotidiana; y, los ecologistas, saber que la naturaleza se conserva.


img 02
img 03
img 04